BRUSELAS (AP) — La Unión Europea convocará al embajador de Venezuela sobre la decisión del país sudamericano de expulsar al enviado de la UE y está analizando todas las opciones para lidiar con la crisis.

El anuncio lo hizo el comisionado de relaciones exteriores de La Unión Europea Josep Borrell.

El presidente venezolano Nicolás Maduro le ordenó el lunes al embajador de la UE que dejase el país luego de severas sanciones financieras impuestas por el bloque de 27 países contra 11 venezolanos, incluyendo Luis Parra, que preside una Asamblea Nacional rival de la encabezada por el opositor Juan Guaidó.

Maduro le dio al embajador 72 horas para dejar el país.

“Consideramos que la decisión de darle 72 horas al embajador de la UE en Caracas para salir del país requerirá las medidas necesarias de reciprocidad, pero no puedo definir lo que va a ser", dijo Borrell en una conferencia de prensa. “Convocaremos al embajador de Nicolás Maduro ante la UE . Ya veremos después de la reunión. En estos momentos, todas las opciones son posibles".

Las medidas impuestas por el bloque elevaron a 36 el número de funcionarios venezolanos bajo sanciones europeas, que incluyen una prohibición de viajes y congelaciones de bienes. Funcionarios de la UE dijeron en una declaración que las sanciones apuntan a individuos y no afectan a la población en general.

Venezuela pasa por una crisis económica y política que ha llevado a la salida del país de unos cinco millones de personas en medio de una escasez de productos básicos, una alta inflación y hospitales en pésimas condiciones.

Estados Unidos ha encabezado las gestiones para derribar a Maduro con sanciones, y líderes de Europa y Canadá han dado su respaldo a Guaidó, en una coalición de casi 60 naciones. Sin embargo, Maduro sigue en el poder con control sobre las fuerzas armadas y apoyo internacional de aliados como Rusia, China, Irán y Cuba.